Existen varios tipos de materiales para los fregaderos en el mercado, de acero inoxidable o de cerámica, pero desde hace unos años hay un nuevo material llamado Silgranit más conocido por el fabricante Blanco, aunque ya se pueden encontrar en otras marcas, variantes de este material.

Silgranit está compuesto por un 80% de granito, combinado con materiales acrílicos y pigmentos cromáticos para adquirir buenas propiedades y en diversos colores. Tiene un tacto agradable y sedoso aún siendo un material pétreo.

Este tipo de fregaderos son los más demandados últimamente debido a su gran elegancia y sus númerosos acabados y tamaños, así que se pueden instalar tanto para una encimera de granito, silestone, dekton, neolith, etc, porque siempre habrá un tono que quede bien con la encimera que se escoja.

Las características del Silgranit se podrían resumir en:
– fácil mantenimiento
– gran resistencia al calor
– resistencia a los arañazos y roturas.
– tacto agradable y sedoso
– 100% apto para todos los alimentos y ácidos