Es un revestimiento que se compone de una base cementícia de altas prestaciones mezclada con polímeros, fibras, áridos y se combina con pigmentos de colores, la cual se adhiere a toda clase de superficies. Luego de mezclarse y amasarse, hay que distribuirlo en la superficie cubriéndola hasta obtener un recrecido que puede ir desde 2 a 3 mm. El microcemento se ajusta a la necesidad de cada proyecto, otorgándole un aspecto original, moderno, y de calidad. Este producto es ideal para cubrir superficies de toda clase como hormigón, cemento, azulejos, baldosas, yeso, pladur, metal, plástico, gres, mármol.
La aplicación de este material abarca desde suelos a paredes, zonas de estar, piscinas, baños, cocinas, muebles. El microcemento es utilizado por los decoradores gracias a su versatilidad, textura, acabado, y capacidad de combinar con madera, vidrio, metal, entre otros materiales permitiendo lograr resultados muy creativos siguiendo la imaginación del decorador, arquitecto o particular.

Con respecto a la industria, este producto es la mejor opción para realizar una reforma o renovación en grandes paredes, suelos o techos. Es una opción muy atractiva debido al acabado elegante y moderno. Por otro lado, tiene la enorme ventaja de ser resistente al agua y a las altas temperaturas.
Es útil tanto para obra nueva como para renovar por completo suelos, paredes o revestimientos del hogar. El ahorro económico y de tiempo es muy importante, ya que no se debe remover el material existente, de forma tal que este material ofrece una solución práctica y económica de fácil aplicación, y con los mejores resultados a la vista. El tiempo de realización de la obra es mínimo, y la tendencia a utilizar microcemento va en aumento debido a su estética vanguardista y de calidad y a su larga duración y vida útil.

Se puede aplicar en toda clase de superficies, ya sea que se encuentren sanas o deterioradas (paredes, suelos o techos con revoque, de yeso, hormigón, madera, plástico, metal).
Queda bien en cualquier ambiente, tanto afuera como adentro (livings, cocinas, dormitorios, quinchos, patios, salones, etcétera).

-Es muy resistente.
-Es de larga duración.
-Se lo puede trabajar con facilidad porque es flexible.
-Se pueden hacer con él acabados rústicos, originales y estéticamente bellos y artísticos.
-Hay una gran cantidad de tonalidades para elegir, tanto básicos como hechos exclusivamente para ti.
-El material se extiende en la superficie sin la necesidad de hacer revoques y quitar el que ya estaba debajo.
-Gracias al punto anterior, el trabajo termina siendo prolijo y limpio, no genera escombros.
-Es fácil de limpiar y mantener: con un trapo húmedo y ya está.